Antía dijo que la inversión llega no solo por las exoneraciones sino por la confianza

0
27
El intendente sostuvo que los proyectos, que tratará en breve la Junta Departamental son inversión privada y genuina con los que se defenderá la mano de obra local.
Más allá de la oportunidad que significan para paliar la desocupación en las construcción, Enrique Antía señaló que su impacto será en el segundo semestre.

Previo al comienzo de su licencia, Antía participó del programa Buscadores de TNU donde señaló que Maldonado es un punto de entrada de mucha inversión y señaló que los proyectos que remitió a la junta no son proyectos para ver quien se suma a la idea, sino que hay interés en invertir.

Se mostró con expectativa por la extensión de la temporada con semana de turismo incluida. Pidió no hablar de temporada baja, sino acuñar el concepto de temporada media.

Agregó que el Centro de Convenciones está empezando y llevará un tiempo que camine. Resaltó que se realizaron eventos grandes y que hay que apoyar la gestión porque es importante para Maldonado que funcione.

Sobre la morosidad del departamento, Antía dijo que la misma ronda el 30% en general y en localidades como como Piriápolis y San Carlos supera el 50%.

No obstante se está actuando, afirmó. Aseguró que antes no se actuaba sobre esa morosidad. Antes los presupuestos se hacían solo considerando los que pagaban, afirmó, y ahora “actuamos distinto porque no era justo”.

Señaló que hay gente que nunca pagaba y ahora pasará al sistema descentralizado de cobro.

En cuanto al relacionamiento con la oposición, el jefe comunal recordó que tiene diferencias importantes con un sector y otro del Frente Amplio.

Señaló que un sector optó por el enfrentamiento y la confrontación, mientras que otro piensa en Maldonado y su gente, apoyando las iniciativas buenas que hay para el departamento.

“La alcaldía de San Carlos la ganó Darío Pérez y la estamos apoyando como a otras porque la gente quiere cosas, ya vendrán las discusiones políticas.

Hay tiempo de hacer y después de enfrentarse, pero el país no puede estar enfermo de electoralismo”.