La delegación de Maldonado en Gramado encabezada por los directores de Turismo y Cultura, Luis Borsari y Jorge Céspedes, respectivamente, fue recibida por el alcalde de esa ciudad, Alfredo de Castilhos Bertolucci, con quien confirmaron el hermanamiento que existe entre ambas comunidades desde hace varios años.

Durante la reunión que se extendió por un lapso de una hora, Bertolucci aceptó la invitación de asistir por primera vez a la próxima edición del Festival de Cine de Punta del Este, que se desarrollará en febrero.

Antes de ser prefeito municipal, Bertolucci fue vice prefeito en dos períodos y presidió el Festival de Cine de Gramado en tres ediciones. Recordó que a principios de los 90′ tuvo la iniciativa de transformar este evento en un festival iberoamericano luego que el gobierno de su país decidiera no invertir en producciones cinematográficas locales.

Amante de Punta del Este y el resto de Uruguay, el prefeito que asumió funciones en enero aseguró que a su ciudad “le honra” que el gobierno departamental de Maldonado convoque a su municipalidad para trabajar en forma conjunta.

Destacó que Punta del Este y Gramado tienen dos pilares en común: la belleza natural y la hospitalidad. “Adoro Punta del Este por el buen gusto con que se pensó esta ciudad en donde sabe conjugarse la mano del hombre y la naturaleza”, indicó. “Me gusta comer en los restoranes qué hay en el puerto y los helados. Iba al Conrad para ver las exhibiciones de tenis”, recordó.

Sobre su ciudad, donde residen 35.000 personas, puntualizó que el 86 % de la actividad económica proviene del turismo, producto de los 6 millones de turistas que visitan Gramado durante el año.

Si bien como destino turístico esta ciudad logró establecer una buena afluencia durante todo el año, el jerarca definió a la segunda quincena de enero hasta la primera de marzo como la etapa en que la actividad baja.

Bertolucci destacó el trabajo de Gramado tour para el desarrollo turístico de esa ciudad. “Es el único organismo autárquico de Turismo de una municipalidad en todo Brasil”, apuntó el prefeito.

Asimismo, destacó que en los alrededores de su ciudad hay proyectos hoteleros que le pemitiría incrementar la capacidad de camas de 15.000 que cuenta en la actualidad, a más de 30.000. Sin embargo, estos proyectos están en estudio a los efectos prever el impacto ambiental que pueda generar la ejecución de esas obras.

Casino

Gramado fue elegido por un grupo empresarial junto a Camboriú y San Pablo como las primeras ciudades brasileñas que puedan contar con un hotel casino.

Así lo confirmó Bertolucci, a propósito de las versiones que existen sobre la legalización del juego y casinos en el vecino país. El funcionario insistió que para la concreción de este tipo de emprendimientos es necesario estar cuidar la sustentabilidad de la ciudad y elogió lo que ocurrió en Punta del Este con la construcción del Hotel Conrad en su momento.

Culminado el encuentro, Jorge Céspedes y Luis Borsari hicieron entrega a Bertolucci de un cuadro con el escudo de Maldonado. En tanto, las ediles Marta Torres y María Cristina Rodríguez, en nombre de la Junta Departamental, le obsequiaron el libro Gauchos.