Cabify: Competidora de Uber ya tiene 1.000 choferes interesados

0
85

Es inminente el desembarco de la plataforma española Cabify en Uruguay, para la cual ya se han inscripto 1.000 postulantes a choferes, según informaron a El País fuentes de la empresa.

El registro está habilitado tanto para vehículos particulares como para remises, en dos categorías distintas.

“Si tienes un automóvil particular, simplemente indica que no eres remise cuando se te pregunte”, indica un comunicado que la firma les envió a los conductores.

La comunicación asegura que Cabify “apunta a generar empleo formal y de calidad” y por eso solicita que los conductores “estén registrados como empresa en los organismos correspondientes”.

“Entendemos que ese es el camino correcto, y es lo más justo para los conductores, el mercado en el que trabajamos y la sociedad toda. Obviamente, somos conscientes de que para que los potenciales conductores se registren como empresas, desde nuestro lugar debemos generar condiciones atractivas para el desarrollo de la actividad. En ese sentido, la próxima semana estaremos realizando sesiones informativas donde les explicaremos a fondo nuestra propuesta y responderemos a sus consultas. En breve estarán recibiendo información sobre estas sesiones”, señala la comunicación de la empresa.

Vehículos.

A diferencia de Uber, esta plataforma es más restrictiva con respecto a los vehículos que se podrán utilizar, por lo cual ya han sido rechazados muchos postulantes.

En lo que refiere a particulares, aceptará únicamente automóviles con una antigüedad máxima de 4 años (2012), superiores a 1.200 cc, cuatro puertas y con buenas condiciones de confort y seguridad. “La libreta profesional también será un requerimiento excluyente, aunque no es imprescindible que los postulantes la tengan en este momento”, agrega.

Con atraso.

La plataforma tenía previsto comenzar a operar en Uruguay a mediados del mes pasado, según informó oportunamente al suplemento El Empresario de El País el CEO de la empresa para América Latina, Ricardo Weder.

“Tendremos una oficina local con unas 20 personas para el marketing, relaciones con conductores, atención al cliente, recursos humanos, etcétera.

Estamos terminando los estudios de campo en Montevideo”, indicó Weder.

“A todos nuestros conductores le pagamos por transferencia bancaria, por lo cual se puede fiscalizar el sector.

Además, cada conductor tendrá que pagar los impuestos correspondientes porque es el modelo que tenemos en otros países. (…)

Todos nuestros choferes deberán pasar por pruebas psicométricas, tests psicológicos, chequeos de las unidades, cursos de introducción y de la ciudad.

Todo lo paga Cabify. Luego, tenemos un equipo que está monitoreando cada uno de los viajes que hace cada chofer en tiempo real.

También hay un centro de atención para usuarios y conductores”, agregó el empresario.

Ante la consulta sobre cuáles son las diferencias con Uber, Weder indicó: “No cobramos tarifas dinámicas.

Además, nuestro sistema detecta usuarios más frecuentes, entonces, cuando hay horas de alta demanda, estos tienen preferencias.

A su vez, tenemos un número más importante de categorías, como taxis, camionetas acondicionadas para clientes con discapacidad, autos de lujo y hasta electricos”.