La Justicia de Crimen Organizado investiga al expresidente de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF), Sebastián Bauzá, en el marco de la causa que terminó con el procesamiento de Eugenio Figueredo por coimas en la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol).

A pedido de la exfiscal de Crimen Organizado, María de los Ángeles Camiño, la jueza María Helena Maynard citó a Bauzá a declarar en calidad de indagado. La magistrada había fijado audiencia para este miércoles, pero a pedido de los abogados del expresidente de la AUF la instancia tuvo que ser postergada.

El dirigente se encuentra fuera del país, según informaron a Subrayado fuentes judiciales, motivo por el cual la audiencia se llevará a cabo en las próximas semanas.

Figueredo acusó a Bauzá de recibir en mano US$ 400.000 de parte de Full Play, empresa que en definitiva fuera adjudicataria de los derechos de televisación de la Conmebol. Figueredo está procesado desde diciembre de 2015 por estafa y lavado de activos.

Bauzá ya fue indagado anteriormente por la justicia: dijo que mientras presidió la AUF cobró por parte de la Conmebol US$ 15.000 de viáticos. “Como presidente me devolvían los tiques del pasaje de avión hasta por encima de los US$ 10.000”, afirmó.

En el juzgado declaró que en marzo de 2014 llegaron a la AUF US$ 500.000 “por transferencia de la Conmebol donde se hablaba de un adelanto de la Copa América de Chile”. Aclaró que en diciembre de 2013 recibió de la FIFA “un millón y medio de dólares para la preparación del Mundial Brasil 2014”.