El diputado frenteamplista y exintendente de Maldonado, Óscar de los Santos, realizó un pedido de informes por la compra directa de las cámaras de videovigilancia a un costo de 20 millones de dólares, y puso en duda la veracidad de los números referidos al descenso de los delitos en el departamento.

De los Santos dijo que “lo que tiene que contestar el gobierno es por qué compró en forma directa 1.200 cámaras que no ha colocado, y pagó 20 millones de dólares”.

Sostuvo que el Ministerio del Interior probó que se podía licitar y que compró 3.300 cámaras (más del doble) por 19.500 millones de dólares.

De los Santos dijo que “la única forma de evitar desconfianza es informando (…) me parece que la cámara es un proyecto para defenderlo, pero no puedo entender por qué pagó tres veces más caro”.

En respuesta, el intendente nacionalista Enrique Antía lo mandó a estudiar.

“Habría que mandarlo que estudiar para leer lo que pasa en el mundo, que lea un poquito, que se informe antes de hablar”, sentenció.