El Director General de Hacienda, Luis Eduardo Pereira dijo que los incrementos que se constataron al comienzo de este año en el pago de la Contribución Inmobiliaria estaban previstos y un porcentaje obedece a una readecuación de valores deprimidos que fue enviado a la Junta Departamental en el marco del Presupuesto. Sostuvo que solo un 12% de los padrones sufrieron el incremento y fueron afectados por ello, pero eran propiedades que pagaban por debajo de lo que deberían estar tributando. Pereira señaló que es comprensible que la población se enoje, ya que sufrió el 1 de enero un tarifazo del gobierno muy importante con incrementos en los servicios públicos. Señaló que el incremento general fue del 8,9%, tal como está previsto en la Constitución para los Gobiernos Departamentales por IPC, pero además se actualizaron, en varias zonas, los valores de acuerdo a la realidad que muestra el mercado hoy. Esta readecuación de valores deprimidos no se hacía hace mucho tiempo, explicó. En esa dirección el jerarca afirmó que lo que se hizo fue ajustar basado en el privilegio de la ubicación de la propiedad, lo que conlleva a una justicia tributaria. Recordó que la pasada administración había encargado este trabajo y luego no lo aplicó, pero había que hacerlo porque existen propiedades muy importantes que están pagando a valores muy bajos. A modo de ejemplo explicó que una casa frente al mar en José Ignacio, con más de 1000 metros cuadrados pagaba 3618 pesos anuales de contribución. Otra en el Chorro, frente al mar, pagaba 6000. “Lo que se hizo fue ajustar los valores a la realidad”. Sostuvo que en el reaforo el 88% de los casos no se toca porque son personas que están al límite de su capacidad de pago, afirmó. El tema pasa por una adecuación que trae justicia tributaria, señaló Pereira. También dijo que la morosidad va por barrio. Puso como ejemplo que en la costa es de un 7% pero hay zonas del departamento con más del 50%. Dijo que si no fuera por la costa, que sostiene buena parte de los servicios, hay localidades que funcionarían pocos meses. Dijo que los ingresos que llegan del gobierno nacional son menguados y llegan tarde, además de haber decaído desde que asumió la actual administración que encabeza el intendente, Enrique Antía, y es necesario cumplir y no resentir servicio alguno. El reaforo, aclaró Pereira, se discutió en la Junta Departamental cuando se envió el presupuesto y se hizo lo que había que hacer. “No fue una discusión entre gallos y medias noches”. Aclaró que no tiene nada que ver con un impuesto por las inclemencias del tiempo como trascendió antes. “Hay que tener sentido común y aplicar la normativa”. Defendió la decisión y dijo que todos sabían, porque el intendente Antía habló con todo el mundo antes, más allá del debate que se generó en el deliberativo comunal en su momento.

0
38
El Intendente aseguró que para todo el departamento el incremento es del 8,90%(IPC), pero al mismo tiempo la Dirección de Catastro realizó una readecuación en la costa de la primera y segunda línea, donde había casas que pagaban 5000 pesos por año.

 

Enrique Antía agregó que estos casos se daban en José Ignacio, Punta Colorada, Playa Hermosa y Tío Tom, donde había buenas viviendas que pagaban muy por debajo de los servicios que reciben.

Sostuvo que esta situación se dio también en el Centro de Maldonado y San Carlos, donde había viviendas y comercios que pagaban 3000 pesos. Señaló que se adecuaron a valores normales y cuando es muy poco lo que se paga el incremento puede ser del 300% en algunos casos.

Confirmó que el tema fue conversado previamente con los alcaldes, quienes compartieron la preocupación de la comuna de ajustar a valores reales lo que se estaba pagando.