Firma de Ancap denuncia a otra en mercado de whisky

0
134

La Compañía Ancap de Bebidas y Alcoholes (CABA) —propiedad en un 100% de la petrolera estatal— denunció que la firma Diageo realiza prácticas anticompetitivas en el mercado del whisky ante la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia —órgano desconcentrado del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF)— y recibió como respuesta una fuerte crítica a sus ineficiencias de gestión.

Según pudo confirmar El País, la presentación se realizó el mes pasado y la acusación de la empresa satélite de Ancap apunta al precio “de naturaleza predatoria” del whisky escocés Ye Monks (El Monje) que comercializa Diageo.

Sostiene que la filial local de la empresa multinacional comercializa el producto por debajo de los costos normales con la intención de afectar las ventas de los whiskys nacionales, segmento del mercado donde participa CABA.

En el escrito presentado ante la Comisión la compañía estatal argumenta que el mercado de whisky se compone de un sector premium con las marcas más importantes y de mayor valor, que luego bajan gradualmente hacia precios menores.

Bajo esa línea de razonamiento, CABA interpreta que al vender un whisky escocés a un precio similar a uno nacional se intenta competir por el segmento de consumidores de menor poder adquisitivo pero mediante “precios predatorios”.

De acuerdo a los precios actuales que aparecen en la web de Tienda Inglesa y la licorería Los Domínguez, el Ye Monks se comercializa a $ 349 la botella de litro y es el whisky escocés de menor valor.

Mientras que la marca Mac Pay producida por CABA se vende a $ 285 la botella de 950 mililitros en Tienda Inglesa y $ 289 en Los Domínguez.

Aparte del Mac Pay, la firma satélite de Ancap fabrica y comercializa las marcas de whisky Añejo y Golden King (se vende a $ 210 en Los Domínguez).

Desde la gerencia de CABA se ratificó a El País los términos de la denuncia contra Diageo aunque prefirieron no realizar comentarios públicos sobre el tema. En tanto, El País intentó comunicarse con Diageo sin éxito.

Como indica el procedimiento en este tipo de litigios, tras recibir la denuncia la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia notificó a Diageo, que rechazó la acusación y presentó sus explicaciones.

Según la importadora, el precio de venta del whisky Ye Monks responde a promociones y políticas de marketing que son habituales en el mercado. Diageo negó que el valor de comercialización de su producto afecte a los whiskys nacionales y cuestionó las ineficiencias de gestión que existen en la empresa propiedad de Ancap.

Además, señaló que la misma CABA realiza políticas de venta como las que crítica en otros mercados de bebidas alcohólicas como el vodka (allí tiene la marca Aleksin).

Empresas.

Según consta en su sitio web, CABA desarrolla y comercializa diversas bebidas alcohólicas, además de solventes, azúcar, melaza, acetona, repelentes y hasta perfumes.

Además de los whiskys, tiene las marcas de grapamiel Salerno y San Remo, las grapas Uruguaya San Remo, Añeja y Forte, el ron Del Navegante y Espinillar, el vodka Aleksin, el fernet Salerno y la caña Los 33, entre otras.

La firma se encuentra dentro del universo de 14 empresas satélite de Ancap, sobre las que el directorio puso la lupa según informó El País días atrás, en busca de mantener los resultados positivos luego de varios años de déficit en sus balances.

Mientras que Diageo es una de las compañías más importantes del mundo en el mercado de bebidas alcohólicas y tiene presencia en 180 países. Comercializa diversas marcas globales como los whiskies Johnnie Walker y J&B, el vodka Smirnoff, el tequila Cuervo y el ron Captain Morgan.

En Uruguay compite en el mercado de los whiskies escoceses con otras multinacionales como Pernod Ricard (Chivas Regal, Jameson) y Bacardi (Dewars y William Lawsons). A nivel local, Diageo también produce y comercializa la marca de whisky Old Times.

Comisión.

Consultado por El País, el comisionado de Promoción y Defensa de la Competencia, Javier Gomensoro, confirmó la existencia de un expediente en curso sobre el mercado de whiskies aunque se excusó de brindar mayores comentarios al explicar que se trata de una investigación que se encuentra en estado reservado.

Señaló que para preservar la reputación comercial de las empresas involucradas, que podrían eventualmente ser investigadas por denuncias sin andamiento, los expedientes del caso fueron exceptuados del régimen general de acceso a la información pública mientras se desarrolla el proceso por decisión de la Comisión.

Ahora los integrantes del órgano desconcentrado del MEF deberán analizar si encuentran mérito o no en la denuncia hecha por CABA.

Gomensoro también comentó que la Comisión está adoptando una nueva modalidad en sus resoluciones al incluir recomendaciones para las empresas y mercados involucrados.

Indicó que se procura “no sólo limitarse a declarar si hay o no prácticas anticompetitivas y en su caso prohibirlas y sancionarlas, sino ayudar a que los mercados funcionen mejor y de manera pro competitiva, en búsqueda de los efectos beneficiosos de la libre competencia para los consumidores”.

¿Qué es un precio predatorio?

El artículo 13 de la Ley 17.243 establece que se deben respetar las reglas de la competencia y evitar que surjan acciones no competitivas.

El siguiente artículo menciona algunas conductas prohibidas entre las que aparece “el abuso de posición dominante de uno o más agentes económicos”.

Como ejemplo de estas prácticas señala “la venta sistemática a precios predatorios” y agrega que esto significa que el valor comercial de un producto no cubre siquiera los costos de producirlo.

Otras conductas prohibidas son la discriminación a terceros contratantes aplicándoles precios o condiciones desiguales, la imposición de contratos atados, los pactos colusorios entre empresas y la restricción a la producción, la distribución o el desarrollo tecnológico.

FUENTE: ELPAIS.COM.UY