La presencia de los peces sorprendió no solo a quienes estaban disfrutando del agua, sino que también a quienes caminaban por la orilla en algunas playas de Montevideo, como la Malvín.

La explicación del fenómeno, es que el cambio de salinidad provocó la muerte de la mayoría de los bagres.

Si bien tocarlos cuando se está en el agua puede pinchar, el mayor problema se de en la orilla y en la arena, pues al secarse con el sol, la lanceta queda rígida, y al ser filosa si se pisa, lastima.

Fueron varias las personas que se vieron en esa situación, al punto que algunos necesitaron atención médica. Eso llevó a que muchos de los que estaban en la playa resolvieran irse antes de lo previsto.

Los más pequeños curiosearon, preguntaron y sacaron fotos.

Los mayores tuvieron acciones encontradas, algunos levantaron los peces y los devolviéndolos al agua, otros los sacaron.

Ante esta situación, los guardavidas resolvieron colocar la bandera sanitaria en las playas donde la presencia de peces, como en Malvín, era importante.

Si bien esa bandera se usa fundamentalmente cuando el agua está contaminada, como por ejemplo cuando hay cianobacterias, algunos guardavidas interpretaron la necesidad de colocarla por la excesiva cantidad de peces muertos.