Holandés estafador fue procesado ahora por almacenamiento y distribución de pornografía infantil

0
61

Onno Stark, ciudadano holandés que se había radicado en Pan de Azúcar y que estaba procesado con prisión por estafa fue nuevamente procesado al encontrarse entre sus pertenencias varios dispositivos de almacenamiento de datos conteniendo material pornográfico infantil. A raíz de ello se abrió una nueva investigación para ubicar redes de intercambio de este tipo de material informa el ministerio del Interior.

El holandés había sido procesado por estafa realizando maniobras con la tarjeta de crédito Maestro. Por un error en la emisión de las facturas que gestiona la empresa First Data, lo que Stark y otros usuarios de esa tarjeta compraban en dólares lo pagaban en pesos uruguayos. Así se realizaron compras de artículos onerosos, como bicicletas de alta gama, además de materiales de construcción e inmuebles, encuadrando las mismas en un delito de estafa y lavado de activos.

El ciudadano extranjero fue procesado ahora por almacenamiento y distribución de pornografía infantil a raíz de la continuidad de las investigaciones en torno a la Operación “Maestro” realizada en junio de 2016 por el Departamento de Delitos Especiales (DDE) de la Dirección General de Lucha Contra el Crimen Organizado e Interpol (DGLCCeI), por contrabando y lavado de activos.

En esa oportunidad, la Policía descubrió una maniobra por la cual eran ingresados teléfonos celulares de alta gama al país por parte de ciudadanos de distintas nacionalidades, así como también la venta de ellos al exterior y al lavado de activos.

La Justicia dispuso el procesamiento con prisión de 6 personas, entre las que se encontraba este ciudadano holandés Onno Stark, de 43 años por un delito continuado de estafa en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de lavado de activos quedando sus pertenencias incautadas. Desde su procesamiento, se encuentra en la Unidad 3 (exLibertad) del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR)

La Policía realizó una nueva inspección de estas pertenencias, previas al envío de las mismas a depósito judicial, ubicando tres autos de juguete de colección a escala los que en su interior tenían tres pendrives de 8, 32 y 64 gigabytes de almacenamiento que contenían pornografía infantil, material en donde aparecían menores de edad presumiblemente de origen holandés.

El encargado del operativo, oficial principal Douglas Da Silva explicó a UNICOM que “esto determinó un nuevo allanamiento en la vivienda de Stark ubicando ocultos en un sillón una memoria externa de 1 terabyte y una computadora personal, que fueron incautados y enviados a analizar por parte del personal técnico de la Sección de Delitos Tecnológicos (SDT) de Interpol donde encontraron material pornográfico infantil”.

Esto motivó que se iniciara una nueva investigación para ubicar a posibles integrantes de una red mundial vinculadas al tráfico de este tipo de material que se denominó “Holanda”, la cual lleva adelante la SDT.

Da Silva indicó que en la primera indagatoria, “el autor admitió que compartía archivos con una comunidad, pero luego se retractó expresando que solamente compartía películas comunes”. Esto fue desestimado cuando el personal de la SDT ubicó archivos similares cuando analizó la notebook de Stark.

La Justicia de Crimen Organizado de Primer Turno dispuso el procesamiento con prisión bajo la imputación prima facie de un delito de almacenamiento y difusión de material pornográfico en que aparecen imágenes de personas menores de edad, en calidad de autor.

Foto de portada semanario La Prensa:

Casa adquirida por el ciudadano holandés en el barrio La Viviana de Pan de Azúcar.

Fuente Unicom