Imanol Arias se siente “tentado” para residir en Maldonado

0
58

El actor español de cine y televisión Imanol Arias estuvo en Punta del Este y llegó hasta Garzón donde dijo que “Uruguay es un país para terminar la vida”, que “Maldonado es un sitio privilegiado” y que no hace teatro desde 1994 por lo que piensa en las tablas.

Arias recordó que hace 33 años atrás, en 1983, fue la primera vez que tomó contacto con Uruguay.

En oportunidades llegó hasta Punta del Este para pasar alguna temporada en enero, pero en el caso de su presencia en julio 2016 cuando la tercera edición de los Premios Platino, sostuvo que vino para no hacer nada, ya que la organización  lo invitió para que participara sin trabajar, lo que para él constituyó un “goce”.

Reconoció que tiene amigos en  Maldonado con los que intenta no perder contacto, que no se olviden de él  porque son un “tesoro”, y que le gusta recibirlos en España pero también lllegar hasta el Río de la Plata.

Sitio privilegiado y lugar para envejecer 

Al hablar sobre cómo observa el departamento y el país Arias dijo que cuando “pase algo malo en el mundo, en Maldonado ocurrirá treinta años mas tarde. Si la peste acabara con todo y la contaminación impidiera la alimentación”, sostuvo que hay que venir a Maldonado porque pasará cincuenta años después.

“Es un sitio privilegiado” reflexionó Arias quien valoró como de un “esplendor increíble” la década de los ’50.

Mientras Latinoamérica entre en procesos con determinados gobiernos en Uruguay se vuelve a lo “auténtico” según el artista para quien el país  es “muy inteligente económicamente”  y no solo tuvo buenos poetas sino que tiene gente con “muy buena cabeza”.

“Siempre me pareció Uruguay un pais para terminar la vida de uno” y constituye “una tentación enorme” al considerar su radicación.

Sus últimos quince

Arias sostuvo que hace quince años le sucede algo no muy común para un actor debido a que está haciendo una serie semanal de diecinueve capítulos que se filma de setiembre a mayo y mantiene su éxito en la misma cadena televisiva.

Esto incidió para que sus tiempos sean limitados como para incursionar en otras cosas. Hizo menos películas en ese período debido a que la miniserie insumió 310 capítulos (aunque llamarla miniserie parezca un contrasentido, reflexionó).

Restan dos capítulos de la saga, después de los que especuló “todo irá a otro ritmo, mucho mas despacio”.

El teatro rioplatense en su futuro mediato

Para el artista Uruguay y Argentina tienen algo en lo que hace tiempo que no incursiona desde el ’94 en Buenos Aires: el teatro.

Arias estima que “hay una edad para el actor que si todo fue bien y no falta el pan en casa”  el teatro es la mejor manera de dejar un legado y de aprender a vivir la edad que transita.

Entre el cine, la televisión y el teatro entiende que el primero es mas “desestructurado ” porque es una aventura de ocho semanas en la que “no hablas ni con tu madre”  y no se conoce a nadie. Valoró que el cine le permitió descubrir y viajar a muchos países.

Sobre la tv aceptó que le dio “fama mundial”  y que siempre quiso hacer cosas “serias”. En este caso rescató el hecho que permite ingresar a los domicilios de las personas sin pedir permiso y que es necesaria “suerte para que te acepten”.

Concluyó en que el teatro es un desafío para aprender de “sí mismo”, la edad, los textos y sobre todo saber qué acontece con el espectador  si lo ve todos los días.

Vida y Trayectoria

Arias nació el 26 de abril de 1956 en Riaño, León (España)

Abandonó sus estudios de FP en maestría industrial para iniciar su carrera como actor formando parte de grupos teatrales vascos antes de llegar al Centro Dramático Nacional de Madrid.

Comenzó su carrera cinematográfica con “La Corea” (1976), dirigido por Pedro Olea y producido por José Frade centrado en la relación entre una prostituta y un adolescente.

A comienzos de los años 80 colaboró por primera vez con Pedro Almodóvar al intervenir en “Laberinto De Pasiones” (1982) como Riza Niro. Más tarde ambos volvieron a colaborar en “La Flor De Mi Secreto” (1995).

Consiguió la fama gracias a su papel de Ramón en “Anillos De Oro”, una serie de televisión sobre abogados que co-protagonizó y escribió Ana Diosdado.

La etapa cinematográfica más importante de Imanol fue la comprendida entre los años 80 y la primera mitad de la siguiente década.

En este período fue dirigido por Manuel Gutiérrez Aragón en la historia de posguerra “Demonios En El Jardín” (1982) o por Imanol Uribe en “La Muerte De Míkel” (1984). También participó en adaptaciones de  “La Colmena” (1982), película basada en la novela homónima de Camilo José Cela, o de “Luces De Bohemia” (1985), versión cinematográfica de la obra de Ramón María del Valle-Inclán.

Hizo  “Tiempo De Silencio” en 1986, y  “El Lute” (1987) en dos películas por las que logró ser candidato al premio Goya. Más tarde Arias repitió nominación al Goya por “A Solas Contigo” (1990) e “Intruso” (1993).

En televisión Imanol consiguió algunos de sus mayores logros profesionales.

Además de la citada “Anillos de Oro”,  triunfó como el comisario Flores en “Brigada Central” y, sobre todo, como Antonio Alcántara en la serie “Cuéntame”.

En “Pájaros De Papel” (2010), debutó como director cinematográfico de Emilio Aragón, interpretó al músico Jorge del Pino, uno de los miembros del grupo de vodevil protagonista del film. Más tarde participó en la comedia “Murieron Por Encima De Sus Posibilidades” (2014).

Con posterioridad se convirtió en “Anacleto” (2015) en una adaptación cinematográfica del tebeo de Manuel Vázquez. El mismo año rodó “Eva No Duerme” (2015), película sobre Evita Perón.

Luego de su primera película La Corea (1976) filmó cerca de medio centenar de films.

En Garzón 

El actor llegó hasta Bodega Garzón en una recorrida previa a los Premios Platino 2016 en la que conoció la serranía y producción del norte del departamento e interactuó con otros colegas, directores, productores y gente vinculada a la producción cinematográfica.