Bien se dice: hecha la ley, hecha la trampa. Desde que comenzaron a funcionar las cámaras de tránsito que multan, el mercado comenzó a ofrecer por internet un antídoto.

Se trata del spray Photoblocker, uno de los tantos productos que permiten barnizar las matrículas con una sustancia transparente. La chapa aparece blanca en las fotografías y no permiten identificar al vehículo infractor.

Asi lo informa este viernes El Observador, que además establece que la venta se hace a través de grupos cerrados de facebook. Una de esas páginas lleva, hasta ayer, un centenar de productos vendidos.

Photoblocker cuesta 75 dólares, bastante menos que, por ejemplo, los 7.438 pesos que e automovilista deberá abonar en caso de que las cámaras detecten exceso de velocidad.

Pablo Inthamousu, director de Movilidad Urbana, dijo no conocer el producto ni su efectividad.

Según comentó, aplicar el spray para evadir las reglas podría configurar el delito de adulteración.

Sin embargo, la profesora grado 4 de Derecho Penal Beatriz Scapusio negó que sea un delito. El Código Penal no lo establece como tal, al menos hasta el momento.

“En todo caso será un tema administrativo por entorpecimiento de los controles de tránsito. Pero delito no es”, dijo la especialista.