Punta del Este hecha plástico

0
67

Las playas de Punta del Este cuentan con una enorme cantidad de microplásticos imperceptibles para quienes las visitan. Por eso, un grupo de investigadores del Centro Universitario de la Región Este de la Universidad de la República detectó que hay “microfragmentos” de este material que se pueden encontrar en las arenas del principal balneario uruguayo.

Uno de los elementos que más hay son las bolas de resina, un material utilizado para fabricar botellas de plástico. Este material puede escaparse de los barcos o, eventualmente, hay en otros mares del mundo y llegan flotando hacia las costas uruguayas.

“Es algo que no lo ves, salvo alguno que sea de color. Una vez que sos consciente que están, los ves en todos lados”, cuenta Juan Pablo Lozoya, uno de los ocho autores de esta investigación que será publicada en la revista científica internacional Environmental Pollution.

Antes de hacer el estudio, los investigadores determinaron cinco “estaciones” en la playa Brava y otras cinco en la Mansa. Cada estación era una cuadrícula de dos metros cuadrados. Con palas, extraían cinco centímetros de profundidad de arena de esos cuadrantes. Luego se acercaban al mar, colaban los microplásticos y los llevaban al laboratorio para examinarlos.

En total, trabajaron en 120 metros cuadrados de playa en los cuales encontraron 2.966 elementos que, juntos, pesaron 384 gramos. Como los servicios de recolección de limpieza de la Intendencia de Maldonado solo levantan residuos de gran porte (botellas, bolsas o envoltorios de alimentos) estos otros pasan desapercibidos. Por ello, la gran mayoría de los encontrados por los científicos fueron inferiores a los 20 milímetros.

Muchos de ellos podrían ser microplásticos que se van partiendo de una botella que no fue recolectada. “Si queda en el ambiente dando vueltas durante meses, o tal vez años, llega un momento que con el sol, la arena y el agua se empieza a resquebrajar y a generar pequeñas formaciones”, puntualizó Lozoya.

Una de las consecuencias ambientales es que las aves confunden los colores de los plásticos por sus presas. Algunas de las aves son capaces de regurgitar los plásticos, pero hay otras que no pueden y terminan muriendo.

Los microplásticos favorecen a una cadena que puede afectar al hombre. En China se comprobó que hay zonas donde se hace cultivo de mejillón que luego se venden con microplásticos.

“Se están estudiando las consecuencias que tiene para la salud. Es una nueva dimensión que tiene este problema”, apuntó Lozoya.

Jornadas de limpieza.

Con el objetivo de combatir la contaminación en las playas, Uruguay se suma todos los años al Día Internacional de Limpieza de Costas.

La jornada, organizada por el Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, permite recolectar toneladas de residuos. El año pasado se realizaron tareas en 23 playas de los seis departamentos costeros (Colonia, San José, Montevideo, Canelones, Maldonado y Rocha) en la que participaron 60 organizaciones de la sociedad civil, más de 3.500 voluntarios y se recolectaron 4.000 kilos de residuos.

Con 2.000 kilos, Canelones fue el departamento que más recolectó.

El segundo lugar lo ocupó San José, con 1.100 kilos.

En Maldonado más de un centenar de personas participaron de la jornada y recolectaron cerca de 400 kilos de residuos. Los objetos que llamativamente más se hallaron fueron preservativos y jeringas.

Aunque también aparecieron residuos presentes en todos los departamentos como colillas, envases, tapitas y escombros de todo tipo.

En la playa El Rivero de Punta del Diablo se encontraron, tal como sucede todos los años, residuos vinculados a la actividad pesquera como redes y cuerdas, informó Presidencia de la República.

Desde el año pasado, el ministerio unió a la actividad al Colegio Santa Elena y a la ONG Karumbé para la liberación de tortugas marinas.

El colegio realiza un proyecto educativo llamado “Tortugas” que consiste en el apadrinamiento para luego liberarlas. El año pasasdo liberaron cinco.

Esta jornada internacional la impulsa Ocean Conservancy. A esa organización se le envían los datos estadísticos de los materiales recolectados con el objetivo de compartir información con el resto de los países y así generar campañas globales de concientización.

Los tapones son el residuo que más se tira.

En el Día Internacional de Limpieza de Costas en Uruguay del año pasado, lo que más se recolectó fueron tapones de botellas plástico (un total de 3.503), lo que representó el 13% del total de residuos juntados. Entre los más importantes le siguieron envoltorios de caramelos, papas, entre otros productos (9%), colillas de cigarro (8%) y bolsas de supermercado (6%).


Warning: A non-numeric value encountered in /home4/waeatw0abqn6/public_html/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 997