Sendic aseguró que la carrera que cursó no emitía título

0
87

La jueza penal de 11° Turno, Ana de Salterain, interrogó al vicepresidente Raúl Sendic acerca de por qué firmó documentos bajo el título de licenciado, a lo que éste respondió: “Yo los firmé porque soy licenciado”.

Sendic, quien declaró en forma voluntaria y como indagado en la sede penal, entregó documentación protocolizada por la embajada de Cuba probatoria de que había realizado estudios de Medicina y Genética Humana en La Habana, Cuba.

Advirtió que, hace 30 años, cuando se finalizaba ese curso, no se entregaba un diploma de licenciado.

“Terminaba con una licencia para docencia e investigación. No había diploma o título en aquel momento que se entregara o diera. Solo empezábamos a trabajar como docente investigador. En el segundo párrafo del (documento) B, al que accedió El País, dice “comencé a trabajar como investigador”, explicó el líder de la Lista 711.

La magistrada insistió sobre el tema. “Cuántos años llevó el curso extracurricular”, preguntó. Sendic respondió: “Un año de curso teórico y dos de investigación y docencia. Culminé esos tres años”.

En otra parte de su declaración, Sendic sostuvo que “se armó un gran lío” con sus estudios cubanos y “me gustaría que se sepa que hice ese curso”.

Posteriormente, el vicepresidente de la República hizo un largo racconto de su vida personal, los años de cárcel de su padre y la intención de su madre de que terminara los estudios en Medicina y Genética hechos en Cuba.

Sendic relató que cuando su padre salió de la cárcel no quiso viajar a la isla caribeña y la familia permaneció en Uruguay.

“Nunca más volvimos a Cuba”, dijo, y enseguida expresó que el sueño de su madre era que terminara la carrera que había comenzado en La Habana. “Cuando constata que no volveríamos a Cuba, ella consigue la escolaridad de mis estudios en La Habana para revalidarlos y poder continuar la carrera acá. Ella lo consigue meses después de que se convenció de que no iba a volver”, sostuvo.


Si no puede ver el video haga click aquí

La jueza De Salterain volvió a repreguntar sobre el título de Licenciado: “En definitiva, no se expedía título a quienes realizaban la licenciatura en genética en La Habana”.

El vicepresidente respondió en forma contundente: “No”. Enseguida señaló que si la familia hubiera hecho un “regreso más organizado” a Uruguay, habrían sido “cautelosos” y hubieran pedido certificaciones oficiales de dichos estudios.

A la magistrada y al fiscal Carlos Reyes, Sendic explicó que en ese momento tenía 22 años y su principal objetivo era buscar a su padre que se encontraba en Uruguay.

En otra parte de su declaración, Sendic advirtió que nunca necesitó los conocimientos adquiridos en ese curso cubano. “Más allá del título, lo que me preocupa es que se sepa que la licenciatura es parte de mi formación y mis conocimientos. No tuve nunca la intención de revalidar el título en Uruguay. Pusieron que era licenciado en el currículum cuando se presentó la primera vez el CV (Currículum Vitae) para Ancap”, reconoció en la sede.

La magistrada preguntó si cuando presentó su currículum en Ancap no le pidieron que acreditara con documentación las carreras o títulos allí expresados. Sendic contestó que esa información académica “no era condición” para ingresar a ese cargo público.

El dirigente de la Lista 711 también aportó transcripciones de las cartas de su padre donde se hablaba de su carrera de genética y el avance de sus estudios en Cuba.

Los defensores de Sendic, Gumer Pérez e Ignacio Durán le preguntaron si en alguna oportunidad se arrogó o abrogó una cierta condición de Licencia para acceder a algún cargo de índole político, profesional o docente. Sendic respondió: “Nunca tuve una actividad en Uruguay relacionada a la Genética o la Medicina y tampoco accedí a un cargo donde eso fuera un requisito”.

La defensa del vicepresidente sostuvo que las pruebas materiales aportadas y las manifestaciones del jerarca gubernamental muestran que la denuncia del abogado Gustavo Salle se basa en una norma que “deviene a todas las luces inaplicable”. Posteriormente, Pérez y Durán citaron doctrina mayoritaria (Fernando Bayardo Bengoa, Milton Cairoli, Gastón Chaves y Gustavo Bordes) sobre que no existe delito si en Uruguay no se expide el título de Genética Humana.

Los abogados de Sendic insistieron en que en Uruguay no hay una licenciatura de esas características. “El propio denunciante se ha encargado de afirmar que Sendic no cometió delito alguno”, expresaron.

La Secretaría de Comunicaciones del vicepresidente señaló ayer en un comunicado que Sendic se presentó ante la Justicia en forma voluntaria. Destacó que el jerarca no hará declaraciones por encontrarse el caso en la etapa bajo secreto de presumario.

Foto: Darwin Borrelli

Evitó a los medios entrando por atrás.

Minutos antes de las 15:00 horas de ayer, el vicepresidente de la República, Raúl Sendic llegó a la sede judicial de Juan Carlos Gómez en una camioneta Honda con vidrios polarizados. Lo acompañaban sus dos abogados, Gumer Pérez e Ignacio Durán.

El vehículo ingresó por el garaje del Poder Judicial, evitando de esta forma a los medios de comunicación que aguardaban en el lugar. Su salida fue de la misma forma: dentro de la camioneta, con todos los vidrios levantados y sin efectuar declaraciones.

La camioneta, cuando salía, rozó uno de los espejos retrovisores contra una pared, lo que llamó la atención de algunos transeúntes, que preguntaron si “ése era Sendic”. En las esquinas del juzgado se montó un discreto operativo, con funcionarios de la fuerza de Tránsito custodiando cada una de las cuatro esquinas de la manzana. Una veintena de frenteamplistas se acercó hasta la sede penal, quedando juntos en una de las esquinas hasta que se retiró el vicepresidente.

Fiscal solicitó que la Universidad se expida.

Al finalizar la audiencia de dos horas, el fiscal penal Carlos Reyes solicitó a la jueza de 11° Turno, Ana de Salterain, que eleve un oficio a la Universidad de la República para que ésta informe si existe o no una Licenciatura en Genética Humana en Uruguay y, en caso afirmativo, si se expide título habilitante. Con este pedido, el representante del Ministerio Público podrá determinar si el vicepresidente de la República, Raúl Sendic, cometió delito o no. En caso de que no exista dicha carrera, Sendic no incurrió en ningún ilícito, señalaron operadores judiciales a El País.

El abogado denunciante, Gustavo Salle, dijo ayer en rueda de prensa que la primera conclusión a la que se llega al leer las declaraciones del vicepresidente es que no tiene título de licenciado en Genética Humana. “No pudo exhibir documento que acredite ser licenciado. No tiene título”, sostuvo.

Consultado sobre si se configura usurpación de título si no existe esa carrera en Uruguay, Salle respondió que la defensa de Sendic se basa en una posición doctrinaria sobre que no existe delito si no hay título habilitante en el país.

Agregó que los defensores Gumer Pérez e Ignacio Durán hicieron hincapié en el error gramatical del legislador de 1934 que utilizó el verbo abrogarse en lugar del verbo arrogarse un título universitario.

En caso de que el fiscal Reyes considere que Sendic incurrió en un delito de usurpación de título, la sanción sería el pago de una multa de entre 20 y 900 Unidades Reajustables. “Acá no está no está en juego la prisión del Sendic. Desde el punto de vista institucional y político es un hecho grave e inédito que un vicepresidente haya mendacidad de esa naturaleza”, dijo.

 

FUENTE: ELPAIS.COM.UY