Los cambios no son fáciles, tampoco para los más peques de la casa. Manoli, una mamá de cuatro hijos de 20, 16, 14 y 10 años, tras separarse ha encontrado nueva pareja.

Él también es papá de dos niños de 14 y seis años. Entre todos se llevan bien excepto el hijo menor de Manoli que siente muchos celos del de seis.

Nuestra atrevida le ha explicado que “su pequeño” sigue siendo él, pero que el hijo de su chico solo tiene seis años y necesita atención. El problema es que aunque el niño le diga que cambiará su actitud luego vuelve a lo mismo. Manoli pide ayuda a Rocío Ramos-Paul, nuestra Supernanny, porque tiene miedo de que esto pueda acabar incluso con su relación si su hijo no cambia el comportamiento.

Supernanny aconseja sobre los celos de los peques con los hijos de tu pareja

Hay que entender la edad que tienen y controlar la situación. Tienes un hijo de diez años que de repente se ha sentido desplazado por el de seis y, desgraciadamente, suele ocurrir que el pequeño es más gracioso. Es natural que estemos más pendientes del de seis años porque es pequeño. Por ello, el hijo de Manoli, que hasta entonces era el pequeño de la casa, se ha visto destronado y sin rol. Además, en una familia que está impuesta de alguna manera.

El hijo de Manoli se ha visto destronado y sin rol

El niño puede pensar “ahora cada quince días, porque sí, tienes que convivir”. Estas situaciones son muy frecuentes actualmente, sobre todo porque hay mucha reagrupación de parejas y los hijos entran en los planos.

Te puede interesar: ¿No te gusta cómo educa tu pareja a vuestro hijo?

Hay una cosa que hace bien Manoli que es decirle “tú eres mi pequeño”. Es importante en las parejas que se explique que los hijos son de cada uno. Otra cosa es que no tengamos papel para el otro y eso genere una dificultad en la relación con los pequeños. Por ello, explicarle y asegurarle a tu hijo de diez años que él es tu pequeño, es la clave en este momento.

Otra cosa es que el niño sea optimista con el cambio, dándonos un punto a favor, pero no sabe cómo hacerlo. Quizá el hecho de que aún no convivas con tu pareja te permite tener tiempos para él y encontrar así su papel en esta nueva familia. Si finalmente convivís todos juntos, que él sienta que sigue teniendo su hueco con su madre.

Esto no va por edades, va por situaciones. Al final es tan fácil como que el niño encuentre un nuevo papel en esta situación y tan difícil como crearlo. Hay que encontrar un equilibrio aunque parezca complicado.

¡Escucha aquí los consejos de Supernanny! (08.06.2017) Y cada semana, no te los pierdas en Atrévete