Tenfield espera hoy una respuesta de la marca alemana, aunque Puma tiene prioridad hasta el próximo lunes.

0
29

La pelota de los derechos de imagen de la selección celeste está ahora en la cancha de Tenfield, que el lunes pasado comunicó a la AUF su voluntad de acogerse a la potestad que le otorga la cláusula de prioridad incluida en el contrato entre ambas partes y, a través de la misma, igualar la oferta presentada por Nike para suscribir un nuevo vínculo por los próximos siete años.

Prioridad.

En tal sentido, según dijeron fuentes de Tenfield a Ovación, hoy puede ser un día clave, pues Adidas responderá si está o no dispuesta a asociarse con la primera para proveer a “la Celeste” de los productos incluidos en el contrato ofrecido por Nike, algo que en cierta medida no supone una novedad pues ya el día que se realizó la asamblea de clubes para tratar el tema, se manejó a nivel de la AUF que la marca alemana de artículos deportivos también estaba interesada en elevar una propuesta por los derechos de imagen de la selección pero recién en el correr de septiembre iba a estar en condiciones de presentarla.

El tiempo corrió y hoy Adidas comunicará a Tenfield cuál es su decisión, aunque en el seno de la empresa que resolvió igualar la oferta de Nike se informó que Puma —la marca con la que está asociada para proveer la indumentaria de las selecciones nacionales— tiene un derecho de prioridad que está vigente hasta el próximo lunes, y que aún cuando Adidas se exprese en forma afirmativa, Tenfield va a respetárselo.

china.

A su vez, puede haber una o más marcas de ropa deportiva que se encuentren interesadas en asociarse con Tenfield, y en ese aspecto ésta tiene hasta el próximo 31 de diciembre, que es cuando caduca su contrato con la AUF, para establecer cuál será el proveedor de los productos que —aparte de US$ 24.500.000 por un vínculo de siete años— ofrecía Nike, en caso de que llegue el lunes y Puma no haya expresado su interés en seguir siendo la proveedora de la ropa de las selecciones nacionales.

En este último aspecto, se manejó la posibilidad de que la firma china Li-Ning podría estar interesada, lo que a nivel de Tenfield no fue descartado, pues sus productos no sólo son más populares en el país asiático que cualquier marca extranjera: han sido utilizados por equipos y figuras de renombre mundial (ver aparte), lo que representa un sólido aval para la marca.

En ese escenario, la situación entre la AUF y Tenfield sería menos conflictiva que la que después que la segunda hizo valer la cláusula de preferencia que tiene por contrato, podría imaginarse, pues la empresa está dispuesta a proveer los 30.000 productos deportivos para las selecciones nacionales que le pedía el gobierno del fútbol en el tiempo que negociaron para renovar el vínculo entre ambos por 2017/18, dos años, aún cuando —se dice desde Tenfield— esa cifra no figura en la oferta presentada por Nike.

Disenso.

El único, aunque no pequeño, disenso en este momento entre AUF y Tenfield radica en que el gobierno del fútbol considera que al igualar la oferta de Nike, la actual poseedora de los derechos de imagen de la selección debe pagar —como ofrecía la última— US$ 24.500.000 por un contrato de siete años, mientras que en la empresa uruguaya se entiende que en ese monto está incluído el 10% de comisión para quien hizo llegar la propuesta, por lo que se estima que abonando 22.000.050 la oferta habrá quedado igualada.

Es más, al igualar la propuesta de Nike, Tenfield acepta cumplir con todos los términos y pagos del referido contrato.

Por caso: US$ 2.900.000 en el primer año, 3.900.000 en el segundo y sexto, y 2.900.000 en el tercero, cuarto, quinto y séptimo año; con un agregado: la empresa también está dispuesta a hacerse cargo del pago de US$ 3.000.000 al 15 de enero de 2017 o dentro de los 45 días de la ejecución completa si el contrato es ejecutado en o después del 1° de enero del próximo año.

¿Amenaza?

Por último, según explicó Osvaldo Giménez, gerente de Tenfield, la inclusión de un párrafo en la comunicación a la AUF de la decisión de igualar la oferta de Nike que establece que la empresa podría emprender acciones judiciales “no es una amenaza ni una revancha, sino que Tenfield se cubre, porque está en falta.

La AUF le hizo publicidad a Nike estando vigente el contrato de Tenfield con Puma hasta el 31 de diciembre de este año, así que se puso esa cláusula para cubrirnos por si Puma le hace juicio a Tenfield por daños de imagen, ante lo cual nosotros podríamos ir contra la AUF, que fue la que generó el daño”.