Si alguien le dijera que tiró 100.000 euros por el inodoro, seguramente pensará que no tiene sentido. Pero en Suiza, la fiscalía abrió una investigación para averiguar porqué dos personas habían intentado deshacerse de 100.000 euros (120.000 dólares), en billetes de 500, en los baños de tres restaurantes de Ginebra y en una oficina del gigante bancario UBS.

Los billetes “probablemente fueron cortados con tijeras”, indicó a la AFP el portavoz de la fiscalía de Ginebra, Vincent Derouand, confirmando el incidente que detalla el diario Tribune de Genève.

Derouand no reveló la identidad de los sospechosos, pero el diario dijo que se trata de dos mujeres españolas que tenían guardado el dinero en una caja fuerte.

La investigación ahora se enfocará en determinar si el dinero provenía de alguna actividad ilegal porque tirar billetes por el inodoro no configura un delito en Suiza.

La policía recibió un aviso después de que los restaurantes se quejaran de que sus inodoros habían sido atascados de forma intencionada, explicó el portavoz.

La sucursal de UBS implicada, está en el centro de Ginebra y alberga la oficina de gestión patrimonial del mayor banco de Suiza.

Los billetes fueron descubiertos en unos inodoros cerca de donde el banco tiene su cámara blindada.

UBS no quiso hacer comentarios al respecto.