En Rocha, utilizaban una ambulancia para ingresar al país combustible y alcohol de contrabando por el Chuy.

La ambulancia privada fue detenida por una inspección de rutina en el puesto aduanero.

El vehículo había pasado varias veces con las luces intermitentes encendidas lo que despertó las sospechas de los funcionarios del control.

Al abrir la ambulancia encontraron en la parte trasera, donde se supone debía haber un paciente, varios bidones de gasoil y botellas de cerveza y whisky, según informó a Subrayado el corresponsal de Rocha Willan Dialluto.

La mercadería procedente de Brasil fue incautada.

El personal de la salud trasladaba 260 litros de combustible, que tenían como destino la ciudad de Rocha.

Quienes viajaban en la ambulancia permanecen libres, pero a disposición del Juzgado Letrado del Chuy.

La ambulancia fue entregada a la empresa.